Inicio > Enseñanza Biblica, Revista Nueva Raza > El Pacto Matrimonial

El Pacto Matrimonial

“Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.” – Malaquías 2:13-16

En este pasaje Dios hace un llamado a la lealtad en el matrimonio y nos recuerda el compromiso que hicimos delante de Él con nuestra esposa (o). Por esta razón es importante reflexionar lo que significa guardar el pacto matrimonial.

¿Qué es un pacto?
Un pacto puede ser:

  • Un acuerdo entre dos personas que se unen en una relación duradera y profunda. (1 Samuel 20:12-16).
  • Una obligación ilimitada; un compromiso fuerte, aún hasta la muerte.
  • Morir a la vida independiente. Los compañeros de pacto están de acuerdo en dar su vida el uno al otro, a poner las necesidades del otro por encima de las suyas.

La Biblia registra algunos pactos que Dios ha establecido con el hombre:

Dios es guardador de pactos, aún cuando el hombre falla (Salmo 89:33-34).

Los pactos implican promesas y obligaciones.

  • En una unión matrimonial hicimos promesas el uno con el otro: amar, honrar, cuidar, obedecer, etc., y se incluyeron ciertos términos: “en riqueza y pobreza”, “en enfermedad y salud”, “hasta que la muerte los separe”. Esto se conoce también como votos matrimoniales, votos que estamos obligados a cumplir (Eclesiastés 5:4-5).

El pacto matrimonial es irrevocable.
No depende de la actitud, decisión o actuación de uno de los cónyuges. Es un compromiso personal, libre y espontáneo el que hicimos frente a la (el) esposa (o). Semejante al compromiso que hizo el Señor Jesús con su Iglesia: “… Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Características básicas para mantener el pacto matrimonial.
Estas características las encontramos en Génesis 2:24-25 y las podemos clasificar de la siguiente manera:

I. El hombre dejará a su padre y a su madre -> Separación

II. Se unirá a su mujer -> Permanencia

III. Y serán una sola carne -> Unidad

IV. Estaban ambos desnudos y no se avergonzaban -> Intimidad

¿En qué consiste cada una de las características que fomentan el pacto matrimonial?

Separación

  • No significa abandonar a nuestros padres, ni faltarles al respeto; significa no vivir dependiendo de ellos en forma física, económica y emocionalmente.
  • Cuando los hijos se casan, los padres tienen que saber manejar el desprendimiento de la dependencia económica y emocional, permitiendo a los hijos casados tener independencia y desarrollo en su privacidad emocional.
  • Tanto el hombre como la mujer al unirse en matrimonio tienen que buscar la independencia familiar.
  • Lo anterior no significa no pode recibir de los padres un buen consejo, sobre todo si es un consejo bíblico, o en su caso, poder recibir el apoyo en cualquier otra área, pero siempre tratar de fomentar una relación responsable.

Permanencia

  • La palabra “unirse” significa “adherirse”, “pegarse” hasta que la muerte los separe.
  • La esposa promete ser fiel a su marido y el esposo promete ser fiel a su mujer.
  • El divorcio ni aun se nombre en el matrimonio, porque es destructivo, cuando ocurre un divorcio hay sufrimiento y dolor para ambos, incluyendo a todo el círculo familiar (hijos cuando los hay, padres, hermanos) y a la misma iglesia. Divorciarse es como tratar de separar dos hojas de madera de triplay pegadas.
  • No se trata de resolver si el divorcio es justificado o no en ciertos casos, sino señalar por qué el divorcio debe evitarse.

Unidad

  • La unidad matrimonial debe ser en todas las áreas. El matrimonio debe compartir entre ellos, sus cuerpos (“no os neguéis el uno al otro”), ideas, posesiones, habilidades, problemas, éxitos, sufrimientos y todo lo que tenga que ver con el matrimonio.
  • No debemos olvidar que el egoísmo es un peligro para disfrutar la felicidad en la vida matrimonial.
  • No debemos confundir unidad con uniformidad. Cada ser humana es distinto a todos los seres humanos que Dios formó. Cada uno tiene sus propias virtudes y defectos, sin embargo, en la unión matrimonial, se debe buscar hacer a un lado las diferencias y fortalecer las coincidencias.

Intimidad

  • Dentro del matrimonio, la vida íntima es importante para la unidad y felicidad de los cónyuges.
  • Uno de los propósitos del matrimonio es la intimidad física, mental y emocional.
  • Otro significado de las palabras “estaban ambos desnudos”, es que no había secretos entre ellos. Mientras más fuertes son los lazos de comunicación, se desarrollará una esfera de confianza mutua, de modo que no existirán barreras en la intimidad de la vida conyugal.

Hermanos amados: En medio de un mundo lleno de maldad y pecado nuestro Dios quiere que alumbremos y testifiquemos con hechos que en nuestro matrimonio hay un pacto de fidelidad e integridad. Guardemos el pacto matrimonial hasta que el Señor Jesús regrese por su iglesia o hasta que la muerte nos separe de nuestro cónyuge. Honremos a Dios y su Palabra.

Que el Señor les bendiga.

…………………………………………………………………………….
Fuente original: Saúl Vega Saldaña. Revista Nueva Raza. Iglesia Cristiana Interdenominacional de la República Mexicana, A.R. Edición No. 67. Julio-Septiembre 2008. p.4 y 5

About these ads
  1. Vicente Rivera
    agosto 13, 2011 en 3:36 pm

    Me bendice la literatura con relacion a la Familia,,, siempre que sea originada de las sagradas Escrituras La Palabra de Dios (Vicente Rivera) en Carolina del Norte

  2. octubre 9, 2011 en 10:26 pm

    Muy buen material para la familia

    • noviembre 19, 2011 en 1:26 pm

      La familia deberia de ser el objeto de sacrificio de muchos que lo que estan haciendo es dando luz en la calle y su casa en tinieblas

  3. francisco
    noviembre 2, 2012 en 3:16 pm

    hola esta muy bueno este estudio

  4. kike
    enero 9, 2013 en 2:46 pm

    un estudio que enriquece a la familia de Dios porque es netamente biblico y porque solo el
    Señor puede cambiar a las familias que caminan en sus mandaminetos.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

%d personas les gusta esto: