Inicio > Discernimiento, John MacArthur > Sin concesiones – John MacArthur

Sin concesiones – John MacArthur

Fue Martín Lutero quien dijo:

“El mundo en la actualidad esta discutiendo sagazmente cómo sofocar la polémica y las luchas sobre la doctrina y la fe, y cómo lograr una concesión entre la Iglesia y el papado. Dicen, permitan que los eruditos, los sabios, los obispos, el emperador y los príncipes, arbitren. Cada una de las partes puede facilmente ceder algo, y es mejor conceder algunas cosas que pueden ser interpretados de acuerdo a una interpretación personal, que permitir tanta persecución, derramamiento de sangre, y una terrible e interminable dissensión y destrucción.

“Aquí hay una falta de entendimiento, porque el entendimiento comprueba por la Palabra que tal labor de retazos no es conforme a la voluntad de Dios, sino que la doctrina, la fe y el culto deben ser preservados puros y sin adulterar; no debe ser entremezclado con tonterías humanas, opiniones o sabiduría humana.

“Las Escrituras nos dan esta norma: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. (Hechos 5:29).

Es interesante especular sobre lo que la iglesia hubiese sido el día de hoy si Martin Lutero hubiese cedido. La presión era fuerte sobre de él para moderar su enseñanza, suavizar su mensaje, dejar de picar el ojo del papado. Incluso muchos de los amigos y seguidores de Lutero lo instaron a llegar a un acuerdo con Roma en aras de la armonía en la iglesia. Lutero mismo oró sinceramente que el efecto de su enseñanza no fuese divisivo.

Cuando clavó las 95 tesis a la puerta, la última cosa que quería hacer era dividir la iglesia.

Sin embargo, a veces la división es adecuada, incluso saludable, para la iglesia. Especialmente en epocas como la de Lutero -y como la nuestra- cuando la iglesia visible parece estar llena de falsos cristianos, es adecuado para el verdadero pueblo de Dios declararse. La concesión a veces un mal peor que la división.

2 Corintios 6:14-17 no está hablando sólo del matrimonio cuando dice:

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.

Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,”

…………………………………………………………………..
Fuente original en inglés: Pulpit Magazine. No Compromise.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: