Inicio > Discernimiento, Enseñanza Biblica > Amos, David y los instrumentos de música

Amos, David y los instrumentos de música

“¿Acaso Amos 6:5 censura la introducción de David de música instrumental en el culto – aun bajo el pacto antiguo? ¿Acaso el texto nos da a entender que los instrumentos musicales en el Antiguo Testamento era algo que Dios toleraba, como la poligamia, aunque no fuese Su ideal?”

Esta es la pregunta sobre la cual los expositores de la Biblia no están de acuerdo. Vamos primero a analizar el texto controvertido.

En su exhortación del culto pervertido de Israel en los días antes de la cautividad del reino del norte, el profeta escribió:

“Ay de los reposados en Sion,… gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David;” (Amos 6:1,5)

La mayoría de los comentaristas sostienen que lo que está condenado en este texto es la corrupción característica del pueblo vil de Israel y sus excesos y sus motivos, que está en marcado contraste con los santos el culto de Dios tal como se practica por David. Esta es una típica explicación del texto.

“Se imaginan que igualan a David en su habilidad musical (1 Crónicas 23:5; Nehemías 12:36). Defienden su exuberante pasión por la música con su ejemplo, pero no se dan cuenta que David seguía este estudio cuando estaba en paz y libre de peligros, y lo hacía para la alabanza de Dios; pero ellos lo siguen para su propia gratificación egoísta, y todavía, cuando Dios está airado y la ruina inminente.” (Jamieson, et al., p. 797).

Otro escribe:

“La referencia a David, que era el cantor dulce de Israel, y de cuyos instrumentos musicales se hace mención [en] Nehemías 12:36, es irónico; se implica que, mientras que el monarca dedicó su talento musical para la gloria de Dios, los grandes disipados de Israel buscaron sólo su gratificación personal, y de aquellos que se sumaron a su círculo” (Henderson, p. 165).

Laetsch argumenta el mismo caso, alegando que los Israelitas “, también inventaron para sí mismos, no para la gloria de Dios, instrumentos de música.” Él también opina que la comparación con David es “una amarga ironía”. (p. 171)

Pero no todos los expositores están de acuerdo con la opinión de la mayoría. Adam Clarke, cuyos trabajos académicos se produjeron durante un lapso de cuarenta años, y que probablemente fue el estudioso más célebre de la Iglesia Metodista, escribió:

“Yo creo que David no estaba autorizado por el Señor para introducir esa multitud de instrumentos musicales al culto divino de los cuales hemos leído, y estoy convencido de que su conducta en este sentido es solemnemente reprendido por este profeta, y es más, también creo que el uso de esos instrumentos de música, en la iglesia cristiana, esta sin sanción y va en contra de la voluntad de Dios, y que es pecaminoso” (p. 684, EMP. Orig; además, vea los comentarios de Clarke, sobre 1 Crónicas 23:5, 2 Crónicas 29:25. Cf. también Coffman, pp. 180-183; Woods, pp. 26-30).

Puede ser imposible llegar a una decisión dogmática con respecto a este asunto, pero varios hechos son dignos de consideración.

(1) Si la corrupción en Israel agota la fuerza de la censura de Amos, ¿por qué mencionar a David? La reprimenda podría haber sido efectuada adecuadamente sin alusión al antepasado ilustre del Señor. Sugerir que los apostatas de Israel estaban apelando a David no puede ser confirmado con certeza.

(2) La teoría común, de que un contraste estaba siendo establecido entre los rebeldes en los días de Amos y el rey David, no se conforma a la gramática. El profeta no dice que David haya sido aplaudido por lo que hizo, y que los rebeldes de Israel actuaron de manera opuesta. En cierto sentido, estos últimos se dicen ser “similares” a David; es decir, que lo que hicieron fue el “equivalente” de lo que hizo David.

Esto no sugeriría que David estaba involucrado en el tipo de comportamiento disoluto en la que Israel se deleitaba, pero que, en una cosa en particular, fueron iguales – cada uno inventó para sí mismos instrumentos de la música.

El término “inventaron” significa “idear” (Proverbios 6:18). Viene de la familia de un término que significa “pensar”, es decir, aquello que procede de la mente (cf. Nehemías 6:2). Parece decir que lo que David hizo fue “idear” instrumentos para mejorar su propio placer en la adoración de Dios, y que Israel de manera corrupta siguió el mismo patrón.

La idea de que la comparación era meramente irónica no se basa en nada en el texto. Es cuestión de interpretación, basada en una presuposición ya puesta en la mente del comentarista. Puede ser válido, pero es especulación, no exégesis.

La expresión “instrumentos de David” se halla tres veces en el Antiguo Testamento.

“Y los levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas. Entonces mandó Ezequías sacrificar el holocausto en el altar; y cuando comenzó el holocausto, comenzó también el cántico de Jehová, con las trompetas y los instrumentos de David rey de Israel.” (2 Crónicas 29:26-27)

“y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hanani, con los instrumentos musicales de David varón de Dios; y el escriba Esdras delante de ellos.” (Nehemías 12:36)

Nota como la frase “cantico de Jehová” se distingue de “instrumentos de David” en el texto de 2 de Crónicas.

Los instrumentos musicales nunca se dijeron ser “instrumentos de Jehová” en un contexto aislado. La única vez que el texto viene aproximándose a eso, es cuando David fue puesto en la escena.

“Y los sacerdotes desempeñaban su ministerio; también los levitas, con los instrumentos de música de Jehová, los cuales había hecho el rey David para alabar a Jehová porque su misericordia es para siempre, cuando David alababa por medio de ellos. Asimismo los sacerdotes tocaban trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pie.” (2 Crónicas 7:6)

Como comentó Keil: “Los Levitas con los instrumentos de la canción de Jehová, las cuales David hizo, es decir, con los instrumentos inventados y aprobados por David para las canciones de alabanza al Señor” (p. 332).

Conclusion

Cuando todo ha sido expuesto, la controversia sigue “turbia”. Este asunto, de hecho, no es un problema. La verdadera pregunta no es sí David introdujo instrumentos por su propia iniciativa o sí fue por que Dios así lo estipulo. De cualquier forma, esto no tiene relevancia para el cristiano.

La tarea que hay para aquellos que desean emplear instrumentos en el culto cristiano (aunado a otros artículos carnales, por ejemplo, incienso – cf. Hebreos 9:10), es el hallar la autoridad bíblica en el Nuevo Testamento para la práctica – y no existe.

Esto es el motivo por la cual, en años recientes, algunos que abogan por los instrumentos en la alabanza han comenzado a argumentar que ni siquiera se necesita “autoridad bíblica”; el asunto del culto esta totalmente sin regulación, y por lo tanto, esta sujeto a la voluntad de cada quien (cf. Colosenses 2:23).

Es un asunto de récord histórico que los instrumentos musicales no fueron utilizados en el culto “cristiano” por unos cuantos siglos después del comienzo de la Cristiandad. “La introducción general de la música instrumental [en la iglesia] no puede ser asignada de ninguna manera a una fecha anterior al siglo 5° o 6°” (McClintock & Strong, p. 759)

El renombrado Bingham escribió: “La música en las iglesias es tan antiguo como los apóstoles, pero la música instrumental no: porque es generalmente acordado por hombres conocedores, que el uso del órgano comenzó en la iglesia desde el tiempo de Tomas Aquinas, año 1250” (p. 315)

Aun la autoridad suprema en la literatura popular católica nota: “Aunque Josefo habla de los efectos maravillosos producidos en el Templo por el uso de instrumentos musicales, los primeros cristianos  tenían una integridad demasiado espiritual como para sustituir instrumentos inanimados para eso, o utilizarlos para acompañar la voz humana” (La Enciclopedia Católica, p. 651).

Claro que para muchas personas ahora en día, ni “autoridad bíblica” ni el record histórico, es un asunto de transcendencia. Estas personas son una “autoridad” para sí mismos.

– Por Wayne Jackson (March 7, 2006) – Fuentes / Notas al pie

…………………………………………………………………………

Fuente original en inglés: www.christiancourier.com. Amos, David, and Instruments of Music. Wayne Jackson.

  1. Luis
    junio 16, 2013 a las 8:11 am

    en 2 de cronicas 29:25 dice:” Puso también levitas en la casa de Jehova con címbalos, salterios y arpas, conforme al mandamiento de David, de Gad vidente del rey, y del profeta Natán, PORQUE AQUEL MANDAMIENTO PROCEDÍA DE JEHOVA.”

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: