Inicio > Enseñanza Biblica, Paul Washer > Las 10 Acusaciones – Paul Washer (6° Acusación)

Las 10 Acusaciones – Paul Washer (6° Acusación)

*** Novedad: El PDF del transcrito elaborado por 5 Solas esta aquí . ***
………………………………………..

Quinta acusación: Un invitación sin fundamento bíblico.
(Nota: En el video, Paul Washer dice “quinta acusación”, sin embargo, la sexta acusación es la que seguia.)

Hemos abordado esto un poco. Quiero extenderme. Mira cómo lo hacemos hoy en día. Quiero decir, ahora escúchenme. Entre más… He visto esto en todas partes. El calvinista, el arminianista; muchos de ellos tienen algo en común. Es esto. La misma invitación superficial. Ellos hablan mucho sobre muchas cosas, y luego comienzan a dar la invitación, y es casi como si todos perdieron la cabeza.

Caminan hacia alguien y dicen, “Dios te ama y tiene un plan maravilloso para tu vida.”

¿Puedes imaginarte decirle eso a un americano?

“Señor, Dios te ama y tiene un plan maravilloso para tu vida.”

“Que? Dios me ama? Bueno, eso es fabuloso, porque yo también me amo! Oh, esto es maravilloso! Y Dios tiene un plan maravilloso? Yo también tengo un plan maravilloso para mi vida. Y si lo acepto en mi vida voy a tener ‘mi mejor vida ahora’. Esto es absolutamente maravilloso!”

Eso no es evangelismo bíblico.

Déjenme darles algo para poner en su lugar. Dios va con Moisés y le dice esto.

“Jehová! Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado;” 23

La reacción de Moisés: “Entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró.” 24

La evangelización inicia con la naturaleza de Dios. ¿Quién es Dios? ¿Puede un hombre reconocer algo acerca de su pecado si no tiene un estándar con el que puede compararse? Si no le decimos otra cosa más que cosas triviales sobre Dios, que le hace cosquillas a la mente carnal, ¿llegará en algún momento a un verdadero arrepentimiento y fe?

No comenzamos con, “Dios te ama y tiene un plan maravilloso.” Comenzamos con un discurso sobre el consejo completo de quien es Dios. Y le decimos desde el inicio que pudiera llegar a costarle su vida.

Después de eso tenemos preguntas exploratorias. “Oye, sabes que eres un pecador, verdad?”

Eso es como hace varios años que mi madre murió de cáncer. Es como el doctor entrando por la puerta preguntándole, “Oye Barb, sabías que tienes cáncer, verdad?”

Lo tratamos con tanta superficialidad. No hay peso; nada solemne.

“Señor, hay una terrible maldad sobre de ti, y un juicio venidero.”

Porque si solo le dicen a un hombre, “Señor, sabe que es un pecador?” Vayan a preguntarle al diablo si sabe que es un pecador.

Y va a decir, “Bueno, sí, lo soy. Y soy muy bueno para pecar, o, uno muy malo, dependiendo de cómo lo ves. Pero sí. Yo sé que soy un pecador.”

La pregunta no es que sí sabes que eres un pecador. La pregunta es que sí el Espíritu Santo ha obrado en tu corazón a través de la predicación del evangelio de tal manera que hubo un cambio, que como resultado, el pecado que alguna vez amaste, ahora odias, y el pecado que alguna vez aceptaste, estas queriendo ahora huir de ello como si estuvieras huyendo de un dragón.

Y luego la pregunta: Quieres ir al cielo?

Esta es la razón por la que no dejo que mis hijos vayan al 98% de las escuelas dominicales y campos de verano cristianas en iglesias evangélicas, porque una persona bien intencionada se pone de pie y dice, “No es maravilloso Jesús,” después de enseñarles una película sobre Jesús. Si. “Cuantos de ustedes aman a Jesús?”

“Oh, yo lo amo.”

“Quien quiere aceptar a Jesús en su corazón.”

“Oh, yo quiero aceptarlo”

Y luego los bautizan. Y a lo mejor caminan un poco porque han sido… Han sido criados en una cultura cristiana, o una cultura de iglesia. Y cuando llegan a tener 15, 16 años, cuando tienen la fuerza de voluntad, comienzan a romper las cadenas. Comienzan a vivir en maldad, y vamos detrás de ellos diciendo, “Son cristianos. No estas viviendo como cristianos. Deja de retroceder,” en vez de ir con ellos bíblicamente y decirles; “Hiciste una confesión de fe en Cristo. Profesaste a Cristo aun en bautismo, pero ahora parece que le has dado la espalda. Examínate. Pruébate. Hay poca evidencia de una verdadera conversión en ti.”

Y luego cuando tienen 24, 25 años, después de universidad, quizá 30, regresan a la iglesia y rededican su vida y se unen de inmediato con una moralidad pseudo cristiana que abarca la “iglesiandad” en América y al final lo que escuchan es esto: “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” 25

Me dices, “Hermano Pablo, estas tan enojado.”

No tengo derecho de estarlo? Alguien debe de estarlo. Clamando por avivamiento, pero si no tenemos ni siquiera los fundamentos correctos!

Oh, que avivamiento viniera y enderezara nuestros fundamentos. Pero hariamos, mientras que tengamos los ojos abiertos, y oídos abiertos, y tengamos las Escrituras frente a nosotros, no deberíamos corregir estas cosas?

Te gustaría ir al cielo?

Mi estimado amigo, todos quieren ir al cielo. Simplemente no quieren que Dios este allí cuando lleguen. La pregunta no es que si quieres ir al cielo. La pregunta es esta. Quieres a Dios? Has dejado de ser una persona que odia a Dios? Se ha convertido en algo precioso para ti Cristo? Lo deseas?

Esta es de lo que se trata la teoría política, mi querido amigo. Todos quieren ir al cielo. Pero los hombres odian a Dios. Entonces la pregunta no es que si quieres ir a un lugar especial donde ya no va a haber dolor y vas a obtener todo lo que deseas. La pregunta es: Lo quieres a El? Se ha convertido en algo precioso para ti Cristo?

A menudo después de que una persona ora se les dice, “Te gustaría ir al cielo?”

“Pues, si.”

“Entonces, te gustaría orar y pedirle a Jesús que entre en tu corazón?”

Ahora, mi estimado amigo, déjame decir esto. Hay personas que son salvadas utilizando esta metodología pero no es por eso, es a pesar de eso.

“Señor, deseas a Cristo? Ve su pecado?”

“Oh, si, si, lo veo.”

“Señor, vamos a ver algunos versículos para mostrarle qué es el arrepentimiento; el Espíritu dando testimonio de lo que esta pasando en su vida. Ve quebrantamiento? Ve la desintegración de todo por lo que ha peleado en su vida, y ahora su mente esta lleno de nuevos pensamientos sobre Dios y nuevos deseos y nuevas esperanzas?”

“Si, lo veo.”

“Señor, eso puede ser los primeros frutos de arrepentimiento. Ahora, entregue su vida a Cristo. Confíe en El. Confíe en El.”

Y luego, escúchenme. Tienen la autoridad de explicarles el evangelio. Tienes la autoridad de explicarles como pueden ser salvos y tienen la autoridad de enseñarles los principios bíblicos de certeza en su salvación. Pero no tienen la autoridad de decirles que son salvos. Eso es la obra del Espíritu Santo de Dios.

Pero cuando los llevas a responder esa cosa pequeña, “Le preguntaste a Cristo que entrara a tu corazón?”.

“Sí.”

“Crees que fuiste sincero?”

“Sí.”

“Crees que te ha salvado?”

“No lo sé.”

“Claro que te salvo porque fuiste sincero, y te prometió que si le pedias que entrara, entrará. Entonces eres salvo.”

Luego salen de la iglesia después de cinco minutos de consejería, y el evangelista se va a Denny’s a comer, y el hombre esta perdido. El hombre esta perdido.

Una invitación sin fundamento bíblico. Si llegan a dudar, si llegan a dudar de su salvación de nuevo, aquí vamos de nuevo. Si llegan a dudar de su salvación, “Vamos a retroceder a ese momento en el tiempo. Hubo algún momento en tu vida donde oraste y le pediste a Jesús que entrará a tu corazón?”

“Si.”

“Fuiste sincero?”

“Yo creo que si.”

“Es Satanás el que te esta molestando.”

Y si viven sin crecimiento, aun en el contexto de la iglesia, sin crecimiento, en carnalidad continua, sin temor, le echamos la culpa a una carencia de discipulado personal, y lo etiquetamos como la doctrina del cristiano carnal.

La doctrina del cristiano carnal ha destruido más vidas y ha enviado a más gente al infierno.

Luchan con el pecado los cristianos? Si. Puede caer en pecado un cristiano? Por supuesto. Puede vivir un cristiano en un estado continuo de carnalidad todos los días de su vida, sin producir fruto, y realmente ser un cristiano? Por supuesto que no, o cada una de las promesas del Antiguo Testamento con respecto al nuevo pacto del Nuevo Testamento ha fallado y todo lo que Dios dijo sobre la disciplina en Hebreos es una mentira.

Un árbol es conocido por su fruto.

Cuando trabajamos con hombres sobre la conversión… He visto predicadores que entendieron mucho sobre las cosas de Dios, pero cuando se trata de dar una presentación del evangelio ejemplar entran, una vez más, en esta metodología.

Déjenme les cuento una historia, y luego continuaremos a la siguiente acusación, pero la historia se trata de uno de los momentos más preciados en mi vida como cristiano.

Estaba predicando en Canadá… De hecho, me dijeron que estaba como a 30 kilómetros de Alaska. Había más osos en ese pueblo que gente, de verdad. Había una iglesia pequeña de cómo 15, 20 personas y estaba predicando. Y cuando me pare en el pulpito, una montaña de hombre entro, de entre 60 a 70 años; pero un hombre grandote. Podía arrasar con cada uno de los que estábamos allí en el edificio.

Mientras predicaba, vi su cara, y simplemente puse todo a un lado y comencé a predicar el evangelio. Era el ser humano más triste que jamás había visto. Solo el evangelio, el evangelio. Cuando termine, camine desde pulpito hacia él.

Le pregunte, “Señor, que le pasa? Que esta turbando su alma? Nunca había visto un hombre tan triste y tan descorazonado en toda mi vida.”

Saco un sobre manila y tenia algunos rayos x que no podía entender, pero dijo esto: “Acabo de venir del doctor. Voy a morir en tres semanas.” Eso fue lo que me dijo. “Ahora, he vivido toda mi vida en un rancho de ganado. Solo puede llegar allí por medio de un avión flotante o cabalgando a través de las montañas y así.” Dijo, “Nunca he estado en una iglesia. Nunca he leído la Biblia. Creo que hay un Dios, y una vez escuche a alguien hablar sobre un tipo que se llama Jesús.” Dijo, “Nunca he tenido miedo de algo en mi vida, y estoy aterrado”.

Le dijo, “Señor, entendió el mensaje del evangelio?”.

Respondio, “Sí”.

Ahora, sabes lo que hubieran hecho la gran mayoría de predicadores en ese momento?

“Entonces, te gustaría pedirle a Jesús que entre a tu corazón?”

Eso es lo que hubieran hecho.

Le dije, “Señor, lo entendió.”

Dijo, “Lo entendí, pero es solo eso? Es solo que…” Dijo, “Un niño pudo haber entendido eso. Cualquiera. Eso es todo lo que es? Que lo entienda, y que ore, o…?”

Le dije, “Señor, vas a morir en tres semanas. Tengo que irme mañana. Voy a cancelar mi vuelo y voy a quedarme para ver las Escrituras, luchando y clamándole a Dios hasta que usted se convierta, o se muera y vaya al infierno.”

Entonces comenzamos. Comencé con el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, cada versículo de las Escrituras que trataba con las promesas de Dios con respecto a la redención y salvación, una y otra vez, varias veces, leyendo Juan 3:16, orando por un tiempo, clamándole a Dios, preguntándole a este hombre sobre el arrepentimiento, sobre la fe, sobre la certeza de la salvación, trabajando hasta que Cristo haya sido formado en él.

Y luego, al final, simplemente exhaustos esa tarde, no hubo ningún avance; no hubo nada. Le dije, “Señor, vamos a orar.” Y oramos.

Le dije, “Señor, lea Juan 3:16 otra vez.”

Dijo, “Hemos leído eso miles de veces.”

Le dije, “Lo sé, pero es una de las promesas más importantes de salvación. Lea el texto de nuevo.”

Y jamás lo olvidaré. Tenía mi Biblia en su regazo, en aquellas manos tan enormes, y dijo, “Esta bien.” Y dijo, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado…” 26 “Soy salvo! Soy salvo! Hermano Pablo, mis pecados se han desvanecido! Tengo la vida eterna… Soy salvo! Es decir…”.

Le pregunte, “Como lo sabe?”

Me contesto, “No ha leído este versículo antes?!”

Que estaba pasando? Era la obra del Espíritu de Dios! En vez de esos trucos que emplea! Que? Quieres ir a comer? Que crees que predicar es un espectáculo y después te regresas al hotel?! No, después de predicar es cuando el trabajo comienza! Tratar con almas. Gente se para al frente en las reuniones. Son aconsejados por personas que no deberían de estar aconsejando. Se les da cinco minutos. Rápidamente, se le da la tarjeta al pastor, y el pastor dice, “Quisiera presentarles un hijo nuevo de Dios. Denle la bienvenida a la familia de Dios”.

Como te atreves?!

Si lo vas a presentar, di esto: “Esta noche, este hombre ha hecho una profesión de fe en Jesucristo. Y porque nuestro temor de Dios, y nuestro amor por las almas de los hombres, ahora vamos a estar trabajando con el para asegurarnos que Cristo realmente ha hecho un trabajo en él Que verdaderamente tiene un entendimiento bíblico del arrepentimiento y la fe, la gran certeza, y el gozo en el Espíritu Santo. Eso es lo que vamos a hacer.”

Miren lo que hemos hecho. Les estoy suplicando. Miren lo que estamos haciendo. Esto no es una secta. Esto somos nosotros. Deténganse. Deténganse.

– (Aquí termina 7° parte de traducción) –

Nota:

– (23) – Ver Exodo 34:6-7
– (24) – Ver Exodo 3:8
– (25) -Ver Mateo 7:23
– (26) – Ver Juan 3:16

………………………………
Fuente original en inglés: Ten Indictments. Sermon predicado por Paul Washer. http://www.tenindictments.com.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. febrero 3, 2009 a las 12:41 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: