Inicio > Enseñanza Biblica, Paul Washer > Las 10 Acusaciones – Paul Washer (9° Acusación)

Las 10 Acusaciones – Paul Washer (9° Acusación)

*** Novedad: El PDF del transcrito elaborado por 5 Solas esta aquí . ***
………………………………………..

Octava acusación: Un silencio sobre la separación. (Nota: En el video, Paul Washer dice “octava acusación”, sin embargo, la novena acusación es la que seguia.)

Hay una falta de enseñanza seria sobre la santidad. Mi querido amigo, todos están de acuerdo con la enseñanza general sobre la santidad. “Vamos a ser santos.”. “Necesitamos ser más santos.”. “Tengamos una conferencia sobre la santidad.”.

Pero cuando especificas que es lo que eso significa, es cuando todo se convierte en problema.

“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” 44

Hay alguien que cree esto?

Me dices, “Hermano Pablo, muchas veces me han acusado por enseñar religión por obras.”

Escúchenme. Escuchen. De nuevo, volvemos a la regeneración y la providencia de Dios. Si Dios realmente convierte a un hombre, va a continuar trabajando en ese hombre, a través de la enseñanza, la bendición, la admonición y la disciplina. Va a encargarse de que la obra que El comenzó, se termine. Y es por eso que dice, “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” 45

Porque? Porque si no hay crecimiento en la santidad, Dios no esta trabajando en tu vida. Si no esta trabajando en tu vida, es porque no eres Su hijo.

Vean la diferencia entre Jacob y Esaú. “A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.” 46 Y sin embargo, Dios cumplió todas Sus promesas a los dos. Jacob fue bendecido. Esaú fue bendecido. Como demostró Dios Sus juicios e ira en contra de Esaú y Su amor hacia Jacob? Te voy a decir cómo. Dejo que Jacob hiciera lo que quisiera. Dejo que Esaú hiciera lo que quisiera. No hubo disciplina, no hubo santidad. Nada. Pero apalio a Jacob casi todos los días de su vida.

La disciplina bondadosa, la corrección de Dios para llevarnos a la santidad.

Ahora hay mucha enseñanza sobre esto, pero solo déjenme decir esto. “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” 47 Romanos 12:1 y luego vamos al 2.

Tus cuerpos. Porque dice “cuerpo”? Yo creo que es para evitar toda esta espiritualidad exagerada.

“Bueno, le he dado mi corazón a Jesús, y no puedes juzgar un libro por su portada.” Bueno, de hecho, si puedes juzgar un libro por su portada. Jesús nunca dijo que no podías juzgar un libro por su portada. El dijo que podías: “Así que, por sus frutos los conoceréis.” 48

Y si crees que le has dado tu corazón, entonces El tendrá tu cuerpo. Te voy a decir porque. El corazón, amigo, no es un musculo que bombea sangre, o la creación en la imaginación de un poeta. Se refiere a la mera esencia o centro de tu ser. No me digas que Jesús tiene la mera esencia, o centro de tu ser, y que eso no le afecta tu cuerpo. Eso simplemente no va a suceder.

Entonces que es lo que hacemos. Nos vamos a la Escritura, ¿que?, ¿de manera legalista? No. Sacando deducciones? No. Solo estando firmes sobre los mandatos de la Escritura.

Sobre que?

No estoy de acuerdo con todo lo que dijeron los puritanos, pero amo a los puritanos, y una de las razones es porque creo que honestamente intentaron llevar toda su vida bajo el señorío de Jesucristo.

Sus mentes. Porque escribieron libros de más de 800 hojas sobre “Qué debo pensar de acuerdo a las Escrituras?”. “Que no debe de entrar a mi mente de acuerdo a las Escrituras?”. “Que debo de haber con mis ojos?”. “Que debe de entrar por estos oídos, y que no debe de entrar en estos oídos?”. “Como debe de gobernarse la lengua?” “Cual debe de ser la dirección de mi vida?”

Y si, los voy a asustarlos mucho. “Como debo de vestirme?”

Ahora voy a tener mucho cuidado aquí. No quiero formar deducciones y así. Mi querido amigo, mi esposa lo dice de esta manera. Si tu ropa es el marco para tu cara del cual proviene la gloria de Cristo emana, es de Dios. Si tu ropa es el marco para tu cuerpo, es sensual y Dios lo detesta. Basta decir solo eso?

Ahora no puedo repasar todo lo de la santidad, y la santidad no es solo una expresión externa, pero nos hemos convertido en un pueblo que utiliza la obra interior del Espíritu como una excusa para decir que nunca va a suceder algo en el exterior. Y eso no es cierto.

Algunos de ustedes jóvenes claman quizá más que yo para que el Espíritu de Dios te llene y trabaje en ti, pero solo toma media hora de televisión para que lo entristezcas que va a estar muy lejos de ti.

Noventa y nueve porciento puro, 1% drenaje que no estoy tomando.

Una vez estaba luchando y Leonard Ravenhill estaba hablando con un querido amigo mío que estaba diciendo, “Hermano Leonard, un joven, el hermano Pablo, esta luchando mucho.” Y mando un panfleto. Todavía lo tengo. Nunca, nunca he estado sin ello. Decía, “Otros pueden; tu no.”

No necesariamente estoy de acuerdo con todo.

Joven, escúchame. Yo no voy a los moles. No voy. No porque sea más santo que tu, sino porque sé lo que soy.

Hay una historia de uno de los violinistas más importante de Europa tocando su último concierto. Un hombre ya grande. Cuando termino, un joven camino hacia el violinista, y le dijo, “Señor, daría toda mi vida para tocar como lo hace Usted.”

Y el hombre le contesto, “Hijo, he dado toda mi vida para tocar como yo toco.”

“Yo quiero el poder de Dios en mi vida.” Entonces algo tienes que dejar ir!

“Yo quiero conocerlo.” Entonces una separación tiene que ocurrir!

Déjame te digo algo, joven. Todos están corriendo de aquí para allá. Todos sus pequeños retiros y todas sus conferencias, y reuniéndose para los abrazos grupales, y cantando “Kumbayah”, y todo lo demás. A lo mejor necesitas estar solo en el desierto con Dios, y ayunar por siete días sobre tus rodillas, estudiando el libro de Salmos! Estar solo con Dios. Perteneciéndole.

Para ser un hombre de Dios tiene de haber un sentido dónde a veces, aun tu esposa que es de tu propia carne, eres uno con ella, cuando ella te ve a los ojos, sabe que no puede ir a dónde tu vas.

Hay un silencio sobre el tema de la separación. Yo creo, “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia?” 49 Ninguna. “¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” 50 Ninguna. La oscuridad es lo opuesto a la revelación de Dios.

En qué armonía estaba Cristo con Belial? En ninguna. O que tiene un creyente en común con un no creyente? Nada.

El dice, “Salid de en medio de ellos.” 51 Salir de en medio de que? Salir de en medio de la perdición, oscuridad, mecanismos satánicos, y de la vida mundana de un no creyente. Sal de en medio de ello.

– (Aquí termina 10° parte de traducción) –

Nota:
– (44) – Ver Hebreos 12:14
– (45) – Ver Hebreos 12:14
– (46) – Ver Romanos 9:13
– (47) – Ver Romanos 12:1
– (48) – Ver Mateo 7:20
– (49) – Ver 2 Corintios 6:14
– (50) – Ver 2 Corintios 6:14

………………………………
Fuente original en inglés: Ten Indictments. Sermon predicado por Paul Washer. http://www.tenindictments.com.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: